onu
Venezuela impulsa cooperación Sur-Sur por la defensa de los derechos humanos PDF Imprimir E-mail
Escrito por Lenín Pérez   
Lunes, 11 de Diciembre de 2017 11:31

Foto embajador Valero en Pekín

***El embajador venezolano ante la ONU Ginebra señaló que la cooperación y la solidaridad internacional son principios rectores de la Revolución Bolivariana que lidera el presidente Nicolás Maduro Moros.

Beijing.- “Venezuela hace de la cooperación y la solidaridad internacional, principios rectores de su ordenamiento jurídico, y vías indispensables para contribuir a la erradicación de las inequidades causadas por la dominación colonial y neocolonial”.

Tal afirmación fue hecha por el embajador Jorge Valero, representante permanente de Venezuela ante la ONU Ginebra, durante su intervención en el en el “Foro Sur-Sur sobre Derechos Humanos”, convocado por el Consejo de Estado y el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Popular China.

En este evento participan más de 300 delegados internacionales, incluidos ministros y viceministros, así como altas autoridades en materia de derechos humanos, académicos e intelectuales provenientes de más de 70 países en desarrollo.

Valero presentó una intervención titulada “Construir una comunidad de futuro compartido para la humanidad y nuevas oportunidades para el desarrollo de los derechos humanos”.

En la misma propuso que “Para alcanzar la felicidad humana en esta hora de la historia es necesario construir sociedades fundamentadas en la igualdad, la justicia social, amplias libertades democráticas, y reconciliadas con la naturaleza”.

Presente Xi Jinping

El presidente chino, Xi Jinping, dirigió un mensaje a los delegados asistentes y presentó las conclusiones del recientemente culminado XIX Congreso del Partido Comunista de China (PCCH), en el que se delinearon grandes estrategias que implementará ese país, con miras a fortalecer los derechos humanos, la solidaridad y cooperación con los países del Sur.

En la reunión fue aprobada la Declaración de Beijing, que condensa las principales aspiraciones de los países en desarrollo, para hacer realidad la cooperación global entre países del Sur, combatir la pobreza y elevar la calidad de vida de sus poblaciones.

La justicia social como norte

El embajador Jorge Valero afirmó que ante los intentos por erosionar la soberanía de los países, y ante la ofensiva del neoliberalismo y del capitalismo salvaje, el Gobierno Bolivariano ha hecho llamados a relanzar el G77 y China, y el Movimiento de los Países no Alineados (MNOAL), con el objeto de que los países en desarrollo puedan defender, con más fuerza, los intereses de sus pueblos.

“La Revolución Bolivariana, primeramente liderada por el Comandante Presidente Hugo Chávez Frías, y hoy por el Presidente Nicolás Maduro Moros, se orienta a la realización plena de las garantías políticas, sociales, económicas y culturales”, recalcó.

Detalló que en Venezuela se privilegia la justicia social cómo fórmula para combatir y derrotar la pobreza y desigualdad, a pesar del declive de los precios petroleros, y de la guerra y el sabotaje económico-financiero que implementa el gobierno de Estados Unidos contra la patria de Bolívar.

Ante el capitalismo: humanismo

Para el embajador bolivariano, la voracidad crematística de unos pocos causa hoy odiosas injusticias en el mundo, agobiado por un capitalismo que, “como nunca antes en la historia, niega los fundamentos de la vida humana y destruye sin piedad la Madre Tierra”.

“Las conquistas que los seres humanos han alcanzado en el ejercicio de su dignidad y en el dominio de la naturaleza, están siendo cercenadas por pírricas minorías que sólo buscan satisfacer apetitos egoístas”, advirtió el vocero venezolano ante la ONU.

También hizo un llamado a impugnar “el predominio tiránico de las oligarquías financieras y de los especuladores”, que pretenden gobernar el mundo imponiendo sus modelos neoliberales.

Dijo que la crisis económica y financiera del capitalismo, que estalló en Estados Unidos a finales de la década pasada y se extendió por todos los rincones de la tierra, afectando a los más pobres y a las clases medias, no ha sido superada; “por el contrario, se ha profundizado y demanda soluciones sistémicas”.

China como ejemplo

El embajador Valero expresó que, por fortuna, emergen alternativas humanistas que cuestionan el modo como funciona el capitalismo en la actual etapa del declinante imperialismo, que es más opresiva e inequitativa que en el pasado.

En ese sentido, destacó que China ha sido un gran ejemplo en el fomento de la cooperación Sur-Sur y del impulso del multilateralismo y la integración solidaria entre países, para contribuir a la justicia social internacional y la paz mundial.

“Es necesario profundizar la cooperación Sur-Sur, respetando la diversidad cultural, étnica y religiosa, y promoviendo el entendimiento entre pueblos del mundo”, puntualizó, al reconocer los enormes esfuerzos de China en esta tarea.

“La emergencia de fuerzas redentoras y de signo progresista, como el socialismo con peculiaridades chinas, engendra esperanzas no sólo en este gran país, sino en el mundo entero; abre nuevas oportunidades para el desarrollo de los derechos humanos y la cooperación solidaria entre países y pueblos”, aseveró Valero.

Asimismo, subrayó que la lucha contra la pobreza y la desigualdad han sido prioridades de China, y calificó de “asombroso” que en el marco de su Revolución, esa nación ha podido sacar de la pobreza a más de 700 millones de personas.

Derechos humanos para todos

Valero manifestó que numerosas fuerzas políticas y movimientos sociales en el mundo, como el Socialismo Bolivariano que se construye en Venezuela, han objetado el modelo neoliberal y han planteado la construcción de una sociedad con prevalencia de lo humano.

“El desafío más importante que hoy tienen las fuerzas y movimientos políticos y sociales progresistas en el mundo, es lograr el ejercicio pleno y el disfrute verdadero de los derechos humanos para todos, amenazados por las políticas neoliberales”, precisó.

Alertó que estas políticas desmantelan las conquistas alcanzadas por los pueblos en sus heroicas luchas por la justicia social, y se convierten en caldo de cultivo para que resurjan -como están resurgiendo con preocupante fuerza en Europa- el racismo, la xenofobia, el fascismo y el egoísmo individualista.

El derecho al desarrollo

Por otra parte, el embajador venezolano enfatizó que la comunidad de naciones debe promover una cooperación internacional efectiva para la realización del derecho al desarrollo, y la eliminación de obstáculos y restricciones que persisten en su plena aplicación.

“Los retos para que predomine la solidaridad son enormes. Las políticas de ajuste fiscal que se aplican en muchos países reducen o eliminan los programas sociales y generan más exclusión, más pobreza y más desigualdad”, reflexionó.

Destacó que es urgente que se logre el acceso universal a la justicia social y a los sistemas de seguridad social, para romper con el ciclo de la pobreza y superar la desigualdad, por lo que resulta impostergable la realización del derecho al desarrollo.

Recordó que en la Cumbre de Margarita de 2016, los Jefes de Estado y de Gobierno del MNOAL reafirmaron el papel de la cooperación Sur-Sur como complemento de la Cooperación Norte-Sur, a fin de promover el desarrollo económico y el progreso social; la paz y la seguridad internacionales; y proteger todos los derechos humanos, en particular, el derecho al desarrollo.

Al respecto, subrayó que bajo la presidencia de Venezuela, el MNOAL impulsa el derecho al desarrollo, en el marco del Consejo de Derechos Humanos, con miras a elaborar un documento jurídicamente vinculante, con base en los principios establecidos en la Declaración de las Naciones Unidas sobre el Derecho al Desarrollo, de 1986.

Prensa Misión de Venezuela ONU Ginebra

Share
Última actualización el Lunes, 11 de Diciembre de 2017 11:54
 

Otras Noticias

bot celac
bot unasur
bot alba
bot petrocaribe
bot mercosur

Hora Actual